Barriletes e Infancias en el Penal Juvenil del Bº Las Flores | 2015

Juanito Laguna remonta un barrilete

(Hamlet Lima Quintana – René Cosentino)
Si Juanito Laguna llega a la nube
es el viento que viene, lo ama y lo sube,
es el nombre Juanito en la cañada
es el nombre Laguna, casi no es nada.
Corazones de trapo sueñan la cola.
Palomita torcaza su cara sola,
si Juanito Laguna sube y se queda
es, tal vez, porque puede, puede que pueda.

(…)
Los barriletes, cometas, pandorgas, dicen que nacieron como una manera de enviar mensajes… luego se convirtieron en juguetes, juegos que evocan el profundo y constante deseo del hombre por volar, quizá como la más acabada metáfora de la “libertad”.

En este taller de la palabra a viva voz, la comunicación y expresión oral como naturales promotores de la lectura del o los otro/s, de la literatura, de la realidad, con infancias vulneradas, con adolescentes en situación de privación de la libertad (que viene sosteniendo el Ministerio de Innovación y Cultura hace más de 4 años con la coordinación de la Lic. Marcela Sabio) ; ese año eligió construir barriletes, con frases poéticas que se eleven en el viento, cuando sus pequeños familiares, los más chicos, las hagan volar. Además, desde el proyecto Ingenia, junto a los profes Checho Rossa y Pablo Bantar, están realizando canciones basadas en letras que ellos mismos compusieron: a la madre, a los hijos, a la libertad; canciones que dentro de un cuento que se hilvana entre adivinanzas, limeriks, “tan, tan”, y otros juegos de la palabra, en donde todos participan y juegan, construyen libertad a pesar de los altos muros, y festejan el mes de niñas y niños.
Gracias Laura, Vanessa, Itatí, Dina, Germán, a todo el personal que acompaña
y ayuda a sostener estos espacios del simbólico, tan necesarios.

Ver galería de fotos.